abril 20, 2024

Portal de noticias con inteligencia artificial

Bloomberg: Chavismo reclama deuda petrolera que antes Hugo Chávez canjeaba por granos

5 minutos de lectura
Bloomberg: Chavismo reclama deuda petrolera que antes Hugo Chávez canjeaba por granos
Compartir:

En el apogeo de los días de auge petrolero de Venezuela, los petroleros se desplegaron por todo el Caribe, entregando 200.000 barriles por día a una constelación de islas pequeñas, en su mayoría pobres. El hecho de que esos países acumularan enormes deudas y pagaran parte de la factura con cosas como frijoles negros y maní le importó poco a Hugo Chávez mientras convertía la bonanza en fama mundial como líder de lo que llamó socialismo del siglo XXI.

Por Nicolle Yapur y Jim Wyss / Bloomberg 

Dos décadas después, empobrecida y desesperada por dinero en efectivo, Venezuela está tratando de cobrar viejas deudas del programa Petrocaribe. El mes pasado, recibió un pago de 500 millones de dólares de Haití (el país más pobre del hemisferio) para cancelar lo que había sido una deuda de 2.300 millones de dólares, según documentos vistos por Bloomberg y personas familiarizadas con el asunto. Está trabajando en transacciones similares con otras naciones, dijeron las personas.

El acuerdo con Haití se concretó después de que el Tesoro de Estados Unidos concediera al país una licencia para transferir el dinero desde una cuenta de depósito en garantía a través del sistema bancario internacional. Para Haití, un país crónicamente devastado por una crisis, saldar la deuda le ayuda a avanzar con el Fondo Monetario Internacional en un posible paquete de préstamos.

Los representantes de Venezuela, Haití y varias agencias involucradas en el acuerdo no respondieron a los mensajes en busca de comentarios. Un portavoz del Tesoro de Estados Unidos dijo que la Oficina de Control de Activos Extranjeros no hace comentarios sobre licencias individuales.

Lee también  Maduro: ‘Estamos en la época del ‘renacimiento’, la recuperación económica irá reposicionando el estado de bienestar social’

Para Venezuela y su actual líder, Nicolás Maduro, quien asumió el poder después de la muerte de Chávez en 2013, el acuerdo marca otro paso en su esfuerzo por recuperar el reconocimiento internacional después de años de colapso económico y aislamiento internacional. El gobierno y su compañía petrolera estatal han estado en mora durante años con bonos globales y le deben a China miles de millones por préstamos bilaterales.

“Arco de energía”

Durante los años de auge de los precios globales desenfrenados del crudo, Petrocaribe formó parte de la generosidad más amplia que Chávez aprovechó para ganarse seguidores internacionales. Distribuyó combustible para calefacción a residentes pobres del Bronx, Nueva York, financió a Argentina con problemas de liquidez y prometió financiar minas y refinerías para Níger y Mauritania.

«Queremos crear un arco de cooperación energética en la región», dijo Chávez en la cumbre para lanzar Petrocaribe 2005, a la que asistieron Fidel Castro de Cuba y una docena de jefes de Estado más.

Según el acuerdo, Venezuela vendió petróleo a 18 países, lo que les permitió financiar la mayor parte de la factura hasta por 25 años a una tasa de interés del 1% al 2%.

Se les permitió pagar parte de la factura en especie: Guyana envió arroz; Nicaragua envió ganado; Jamaica aportó materiales de cemento; para Cuba fueron los médicos. A veces eran maní o frijoles.

A su vez, Venezuela obtuvo apoyo político, suficiente, en ocasiones, para bloquear propuestas contra el gobierno en la Organización de Estados Americanos, dijo David Goldwyn, presidente del Grupo Asesor de Energía del Atlantic Council Global Energy Center.

“Venezuela hizo algo por ellos que los países occidentales no hicieron: de hecho, les ayudó con el financiamiento en un momento en que los países lo necesitaban”, dijo.

Lee también  En El Hatillo impulsan el desarrollo de sus vecinos

Sin embargo, toda esa ayuda contribuyó a alimentar un colapso económico histórico, marcado por la hiperinflación y la peor crisis humanitaria en la historia de América Latina.

Incluso cuando los precios mundiales del crudo cayeron, Maduro siguió enviando petróleo al Caribe en términos generosos.

“El costo para Venezuela fue claro: cuando los precios del petróleo cayeron en 2014, el país no tenía forma de abordarlo”, dijo Francisco Rodríguez, profesor de economía de la Universidad de Denver.

Cuando el programa se detuvo abruptamente después de que Estados Unidos sancionara a la industria petrolera de Venezuela en 2019, se habían acumulado alrededor de 6 mil millones de dólares en cuentas por cobrar de Petrocaribe y otros acuerdos bilaterales de deuda, según estimaciones de EMFI Securities. Los cálculos excluyen a Cuba, que tiene un acuerdo de suministro de petróleo separado, cuyos términos no se hacen públicos.

Venezuela ha comenzado recientemente a cobrar esas deudas después de que Estados Unidos otorgara un alivio de las sanciones a cambio de la promesa de Maduro de trabajar para lograr elecciones presidenciales libres y justas, programadas para finales de este año. Sin embargo, esas relaciones se han vuelto tensas a medida que se acerca la votación. Washington ha amenazado con restablecer algunas de las sanciones si Maduro no cumple con una serie de acuerdos políticos.

Mientras tanto, Venezuela sigue adelante con los esfuerzos de cobro de deudas. Este mes, la vicepresidenta Delcy Rodríguez visitó a funcionarios en Granada, que dijo que estaba discutiendo un plan de pago para sus deudas de Petrocaribe. Y los funcionarios están acercándose a un acuerdo con Belice para cancelar su deuda por entre 129 y 164 millones de dólares, según personas familiarizadas con las negociaciones.

Lee también  El presidente Lasso eliminó completamente el déficit fiscal en 20 meses de gestión

Los líderes del Caribe han instado a Venezuela a relanzar el programa y Maduro ha dicho que es un objetivo. A finales de 2022, Venezuela envió 23.000 barriles de diésel a San Vicente y las Granadinas, un aliado político.

Sin embargo, el país sólo produce alrededor de una cuarta parte de lo que solía producir, con una producción de alrededor de 840.000 barriles por día, según datos de la OPEP. Y una parte de esa producción se destina a pagar las enormes deudas que la propia Venezuela acumuló mientras enviaba petróleo a sus vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | DATA por Team HDP.