Fedecámaras y Conindustria auguran crecimiento económico en 2022 y apoyan aumento del salario

Compartir:

La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) y la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción (Fedecámaras) auguran un modesto crecimiento económico en el país para este año, pese a que las industrias privadas operan a 27% de su capacidad instalada.

Sostienen que el aumento de salario no acrecentará significativamente la inflación. En paralelo, ven con optimismo el incremento del precio del petróleo, pero aseguran que debe ir de la mano del aumento de la producción.

Lea también: Metro de Caracas tendrá nuevo sistema de pago electrónico

Desde 2021 ha habido una leve recuperación económica que especialistas atribuyen a la dolarización transaccional y al ingreso de remesas. Eso permitió al sector industrial, de comercio y servicios, otorgar créditos y recaudar 3,8 mil millones de dólares.

Aunque el crecimiento es positivo, es mínimo. Al sector productivo le urge crecer en mayor proporción y para ello es necesario el cese de la voracidad fiscal, el aumento del poder adquisitivo del venezolano, que el Estado favorezca la producción nacional frente a las importaciones y superar la sobrevaloración de la moneda a través del cambio de políticas económicas.

“Nosotros tenemos que ir a procesos de cambio después de que hemos perdido 80% del valor de la economía… Tenemos un crecimiento de 5% y a ese ritmo recuperaremos el país en los próximos 70 años. Tenemos que crecer en números mucho mayores y traer muchas otras inversiones al país”, expresó el primer vicepresidente de Fedecámaras Adán Celis durante una rueda de prensa realizada este viernes en Ciudad Guayana, estado Bolívar.

Aun trabajando al 27% de su capacidad, muchas de las industrias no alcanzan el punto de equilibrio, no logran absorber todos los gastos que tienen y se trabaja a pérdida”, explicó Luigi Pisella, presidente de Conindustria.

Lee también  Ford se adhiere a los Principios de Empoderamiento de las Mujeres de la ONU

65% de las transacciones en el país son en divisas y los expertos consideran que se mantendrá el uso del dólar pese a la nueva Ley de Impuestos a Grandes Transacciones en Divisas, que entrará en vigencia el 27 de marzo.

Pisella informó que parte de los beneficios de la dolarización transaccional son poder aumentar el sueldo de los trabajadores en el sector privado. “El rango de honorarios es de 138 dólares en promedio, pero es insuficiente. Nosotros queremos ir mucho más allá”, dijo.

Aumento salarial oportuno 

El pasado miércoles -días después de haber anunciado el aumento del sueldo mínimo a medio petro-, Nicolás Maduro informó que pronto subiría el salario mínimo entre 100 y 300 dólares. Sostuvo que la medida dependerá del aumento de la producción de las industrias básicas y las exportaciones de petróleo.

Fedecámaras y Conindustria sostienen que el incremento del salario mínimo es una medida oportuna y que tendrá un efecto inflacionario mínimo en comparación con años anteriores.

Tendrá un efecto mínimo inflacionario porque, entre otras cosas, el régimen está percibiendo mayores ingresos por los precios del petróleo, y las nuevas políticas de recaudación fiscal, que ahora sacarán provecho de las transacciones en divisas.

“Creemos que esto va en la dirección correcta. El Estado es quien tiene más trabajadores y pensionados que van a recuperar el poder adquisitivo”, manifestó Celis.

Pero el agremiado puntualizó que, para sostener ese incremento de sueldo, es necesario aumentar la producción nacional, en lugar de aumentar los impuestos que asfixian a la industria privada, el comercio y los servicios.

“El salario mínimo en Venezuela debe aumentar. El principal problema que tenemos en Venezuela es que la familia venezolana no cumple con el ingreso mínimo para satisfacer todas sus necesidades. Estamos en la mejor disposición de atender este llamado a mejorar el ingreso del venezolano, en tanto también podamos producir. Que el Estado abandone el sistema rentista y nos insertemos en un esquema de productividad”, manifestó Felipe Capozzolo, segundo vicepresidente de Fedecámaras y expresidente de Consecomercio.

Lee también  Rumbo a las presidenciales colombianas: más de 20 precandidatos y tres corrientes de voto

“Tenemos que entrar en una dinámica en que empecemos a recuperar el ingreso del venezolano, ahí está la clave. Hay un compromiso social y económico, ahora tiene que haber un compromiso político para apoyar ese camino, y los venezolanos podamos salir de la crisis, que no comienza en la empresa sino en la familia”, concluyó.

Expectativas sobre el aumento del precio del crudo 

Los gremios miran con optimismo el aumento del precio del petróleo, pero sostienen que esto debe ir de la mano con el aumento de una producción petrolera, que requiere una inversión millonaria dependiente de capital privado.

Al aumentar el precio del petróleo, el Estado percibe mayores ingresos y aumentará el precio de las materias primas y demás rubros, pero: “Si empezamos a ver esos incrementos, y nosotros no logramos incrementar la producción petrolera, entonces no podremos compensar y, al final, los números nos van a afectar. Así que tenemos que seguir monitoreando lo que está pasando y apostar porque se hagan las inversiones necesarias en el país”, explicó Celis.

“Estamos en una etapa de revisión de expectativas, el tema de la guerra en Ucrania puede variar las cosas”, agregó refiriéndose a dos cosas: el aumento del precio del petróleo en el mercado internacional y a la posibilidad de que, en un esfuerzo de Estados Unidos por aislar a los aliados de Rusia en América Latina, flexibilice las sanciones al crudo venezolano.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cotiza el barril de petróleo en 117,3 dólares en promedio desde el 10 de marzo. La OPEP sostiene que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no supera una producción diaria de 800 barriles, aunque el discurso oficial indique lo contrario.

Lee también  Seis precandidatos se unieron en la “Coalición Centro Esperanza” para las presidenciales de 2022 en Colombia

Los expertos esperan que el promedio de producción aumente discretamente, pero catalogan de improbable llegar a los dos millones de barriles diarios, tal como proyecta Nicolás Maduro.

El posible aumento de la producción de petróleo requiere -aparte de una inversión de 58 mil millones de dólares para superar el millón de barriles diarios-, el apoyo de un sector industrial metalmecánico capaz de dar respuesta.

Pisella asegura que el país cuenta con un sector metalmecánico capaz de reactivarse progresivamente. Señala que, entre el tercero y cuarto trimestre de 2021, el sector metalmecánico pasó a producir al 25% de su capacidad instalada.

“Podemos dar respuesta progresivamente a una posible reactivación de producción, y no solo producción petrolera”, dijo.

Lea más detalles en Correo del Caroní.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 
Source: Descifrado

La entrada Fedecámaras y Conindustria auguran crecimiento económico en 2022 y apoyan aumento del salario se publicó primero en Descifrado.

Data Confirmada

Data Confirmada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.