Un país que no progresa: El socialismo condenó a Cuba a un estancamiento que ya lleva 30 años

Compartir:

La renta per cápita del país caribeño no logró crecer absolutamente nada desde el año 1988. El colapso económico del “período especial” y la posterior recuperación insuficiente condenaron al país al atraso y la marginalidad social. 

El socialismo cubano condenó cualquier tipo de progreso económico para el pueblo que lo sufre año tras año en la isla. Según datos publicados por la propia dictadura castrista a través de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba, el ingreso por habitante en términos reales no creció prácticamente nada entre 1988 y 2021.

En 33 años la calidad de vida promedio de los cubanos, medida por el poder de compra del ingreso promedio nacional, sólo mejoró en un magro 0,24%. Se trata de uno de los fracasos económicos más drásticos y violentos registrados para la región en el período descripto, sólo por detrás del catastrófico desempeño que vivió Haití.

El primer gran factor para explicar el fracaso del modelo socialista en Cuba fue el colapso de la Unión Soviética, y de esta manera el fin de la afluencia comercial del que hasta ese entonces conformaba su mayor socio comercial en el mundo. La URSS funcionaba, además, como el principal prestamista para financiar los abultados desequilibrios fiscales que Cuba mantuvo a lo largo de las décadas de 1970 y 1980. 

Estancamiento económico de Cuba entre 1988 y 2021.

Para principios de los años 90s Cuba entró en un profundo colapso económico que fue descrito por las autoridades de la dictadura como el “período especial”. El auto-bloqueo impuesto por la isla impedía el reemplazo eficiente de Rusia como socio comercial, y la pésima organización económica obligaba al Gobierno a monetizar los desequilibrios que ya no podía solventar con endeudamiento externo. 

Lee también  Escándalo en Uruguay: Jefe de Custodios de Lacalle Pou arrestado por falsificar documentos desde la residencia presidencial

La recuperación post-crisis de los 90s demostró ser mucho menos profunda de lo esperable, ya que el país ni siquiera recuperó la ya muy pobre tendencia de crecimiento de largo plazo que registraba en la segunda mitad del siglo XX. 

A partir del año 2015 Cuba volvió a enfrentarse a una situación de estancamiento, y el shock provocado por la pandemia de 2020 significó el golpe de gracia para precipitar un nuevo colapso económico en la isla. 

Las reformas actuales sobre el sistema cambiario, monetario y comercial del país no modifican la estructura burocrática y estatista que se mantiene inalterada desde hace décadas. El tamaño del Estado cubano promedió el 65% del PBI en los últimos 30 años, alcanzó el 69,2% del producto en medio de la pandemia y retrocedió al 58,8% tras el ajuste y el shock inflacionario de 2021

The post Un país que no progresa: El socialismo condenó a Cuba a un estancamiento que ya lleva 30 años first appeared on La Derecha Diario.

Data Center

Data Center