Brasil trabaja: Vuelve a caer la desocupación y ya es la más baja desde enero del 2016

Compartir:

El desempleo retrocedió al 9,3% de la población activa en el trimestre móvil finalizado en junio, el cuarto mes consecutivo en que se produce una baja. Se trata de la cifra más baja en más de 6 años.

La flexibilización del mercado laboral vuelve a mostrar resultados positivos en materia de empleo. La tasa de desocupación cayó al 9,3% en el trimestre finalizado en junio, logrando así volver al umbral de un solo dígito.

La cifra efectivamente relevada por las autoridades oficiales estuvo en línea con el 9,3% proyectado por las consultoras privadas. La baja del desempleo fue extremadamente rápida considerando que se superó el efecto de la tendencia estacional.

La tasa de desocupación desestacionalizada cayó al 9,16% en junio, y sobre este indicador se acumulan 13 meses consecutivos de caída. La serie sin estacionalidad permite cuantificar la verdadera magnitud de la caída del desempleo, ya que no tiene en cuenta el movimiento pendular y estacional propio del PBI y permite la comparación entre los distintos meses de cada año.

Los indicadores de desocupación marcan las cifras más bajas desde enero de 2016, cuando se desató la severa crisis económica bajo la administración de Dilma Rousseff. Esta tendencia se percibió tanto para la serie original como para la serie sin estacionalidad.

No solo se recuperó la situación que había previo al shock por la pandemia, sino que incluso se superó el escenario previo a 2019. Bajo la administración de Jair Bolsonaro la desocupación acumula una caída del 3,5% en comparación con enero de 2019. Bolsonaro se convierte en el primer Presidente desde 2011 en registrar un descenso sostenido de este indicador.

Lee también  Alex Saab se declarará inocente de lavado de dinero en EE.UU.
Tasa de desocupación de Brasil entre 2012 y 2022.

Las medidas de Bolsonaro para consolidar la baja del desempleo

A través del ministro de Economía Paulo Guedes se lanzó un fuerte paquete de medidas diseñadas para avanzar con la desregulación de la legislación laboral brasileña. El programa de Bolsonaro determinó las siguientes medidas:

  • Creación del Régimen Especial de Calificación e Inclusión Productiva (REQUIP)
  • Creación del Programa Primera Oportunidad y de Reinserción en el Empleo (PRIORE)
  • Rebaja de cargas sociales para pequeñas empresas

El REQUIP estableció una nueva modalidad de trabajo en la cual el Estado no regula el período de vacaciones pagas remuneradas, se elimina la obligatoriedad del aguinaldo y el aporte obligatorio al seguro de desempleo. Los contratos bajo esta modalidad se ven libres de estas regulaciones, y tienen una duración máxima de hasta 18 meses para jóvenes de entre 18 y 29 años.

Por otra parte, el programa PRIORE enfatiza la situación del primer empleo para jóvenes y las personas mayores de 55 años que durante un año no hayan podido encontrar trabajo. Para estas situaciones problemáticas, la reforma laboral creó una nueva modalidad legal en la cual el empleador está eximido de realizar aportes patronales, y si bien se realiza el pago por el seguro de desempleo, la carga que esto supone queda reducida considerablemente.

Estas disposiciones flexibles se encuentran disponibles para cubrir hasta el 25% de la dotación de una empresa promedio. Para el caso de las empresas de hasta 10 empleados (las microempresas), la dotación máxima permitida aumenta hasta el 30%.

Las estadísticas oficiales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) demuestran que el ajuste fiscal y la estricta limitación de la oferta monetaria, no son elementos incompatibles con la recuperación económica y laboral.

Lee también  La guerra entre grupos armados colombianos en la frontera y su interés por las rutas del narcotráfico en Venezuela

La actividad económica mensual superó el nivel que tenía en febrero de 2019 y retomó el crecimiento en octubre de 2021, después de una fuerte interrupción en marzo de ese mismo año. El mayor crecimiento de la economía fue un factor que impulsó la recuperación en el mercado laboral.

La inflación mensual comenzó a ceder a partir del mes de abril, registrando una variación de hasta el 1,62% en marzo, posteriormente convergiendo al 0,47% en mayo y al 0,67% en junio. El nivel de inflación interanual dejó de crecer desde abril, y se situó en el 11,89% en junio. Se registran los primeros efectos de la política monetaria contractiva llevada a cabo por Roberto Campos Neto, el presidente del Banco Central de Brasil. 

The post Brasil trabaja: Vuelve a caer la desocupación y ya es la más baja desde enero del 2016 first appeared on La Derecha Diario.

Data Center

Data Center