El increíble robo electoral en Barinas y por qué el régimen se niega a entregar el poder en la cuna de Hugo Chávez

Compartir:

El amplio abanico de maniobras fraudulentas de la dictadura de Nicolás Maduro parece no tener fin.

Las recientes elecciones regionales realizadas el pasado 21 de noviembre en Venezuela demostraron, una vez más, hasta dónde está dispuesto a llegar el régimen con tal de lograr sus cometidos.

Hablar de irregularidades en un proceso electoral en la nación petrolera ya se volvió un triste hábito.

En los últimos comicios el mayor escándalo se produjo nada menos que en el estado Barinas, tierra natal del fallecido ex presidente Hugo Chávez y cuna de la revolución bolivariana. El insólito proceder de las autoridades electorales dejó una certeza: el régimen de Nicolás Maduro no se podía dar el lujo de perder allí.

Barinas tiene un componente simbólico determinante para el chavismo, que gobierna allí ininterrumpidamente desde hace 23 años, por lo que una derrota pondría fin a la dinastía que construyeron los Chávez en las últimas dos décadas. 

Además, consciente de la falta de respaldo popular, el régimen tiene la imperiosa necesidad de demostrar que aún cuenta con poder político. Por eso, Barinas no se negocia. Allí aún hoy se respira el recuerdo del ex jefe de Estado, cuya imagen está plasmada en paredes, fachadas y carteles de todo el estado.

Fuentes consultadas por Infobae, que por cuestiones de seguridad hablaron bajo anonimato, aseguraron que en ese estado llanero la familia Chávez tiene muy mala reputación.

Su gestión en estos 23 años es un fiel reflejo de cómo fue gobernada Venezuela: corrupción, nepotismo y desidia.

Otro factor fundamental que hace de Barinas un estado clave para el régimen es la actividad ilícita. 

“Barinas es un lavadero de dinero. Le dicen el estado lavador de Venezuela”, resumió en diálogo con Infobae el ingeniero Emill Brandt, coordinador estadal de Vente Venezuela (VV), quien además hizo hincapié en la creciente presencia de grupos guerrilleros bajo el amparo de la dictadura.

“Representa para el régimen lo que tiene que ver con la cuna de la revolución. Barinas es el epicentro de donde prácticamente confluyó todo lo que tiene que ver con el régimen. Desde sus inicios en los años 92, hasta hoy día”, agregó el funcionario opositor.

La dinastía comenzó en el año 1998. Desde que el comandante Hugo Chávez llegó a la presidencia, el gobernador de ese estado ha sido un miembro de su familia.

Primero fue su padre Hugo de los Reyes Chávez, quien logró la reelección en los años 2000 y 2004, culminando su mandato en 2007. En los comicios regionales de 2008 lo sucedió su hijo Adán Chávez, hermano mayor del ex presidente; en 2012 fue reelecto y en 2017 dejó el cargo tras ser nombrado ministro de Cultura por Nicolás Maduro.

En ese entonces asumió la gobernación de Barinas Zenaida Gallardo, también del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV). Pero la gestión duró apenas unos meses y, en su lugar, asumió otro Chávez: Argenis, otro hermano del ex jefe de Estado.

En las elecciones regionales de 2017 el dirigente de Voluntad Popular (VP), Freddy Superlano, compitió la gobernación contra Argenis. Hasta entonces, los Chávez habían vencido a la oposición por amplio margen: en todos los casos con más del 50% de los votos. Esto, en medio de denuncias de irregularidades en cada uno de esos procesos electorales.

En los recientes comicios, el régimen de Nicolás Maduro no sólo sacó la menor cantidad de votos en Barinas en la última década, sino además Superlano, quien volvió a presentarse, se impuso sobre Argenis. 

Lee también  La dictadura cubana mantiene secuestrados a 805 presos políticos en el último año

Pero la dictadura movilizó toda su estructura para evitar que la oposición le arrebate su epicentro.

“Que haya perdido un Chávez es un símbolo importante, y un mensaje para Maduro. Ni siquiera el apellido Chávez es suficiente para garantizar la victoria”, comentó a este medio Mercedes de Freitas, directora ejecutiva de la ONG Transparencia Venezuela.

“Es la única manera que ellos puedan seguir sosteniendo que el chavismo aún tiene poder político, a pesar de que ellos saben muy bien que no llegan al 8% de la población venezolana”, agregó Brandt.

El dirigente de Vente Venezuela fue tajante al asegurar que el régimen “se robó la elección”.

En ese sentido, detalló que Superlano se impuso por más de 2.500 votos de diferencia. Pero después de varios días sin conocer los resultados finales, el pasado martes 30 de noviembre la dictadura, en una insólita y arbitraria maniobra, directamente anuló las elecciones. A través de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), decidió dejar sin efecto los comicios en la tierra natal de Chávez y ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) que repita la elección el próximo 9 de enero.

Brandt advirtió que la postura de la dictadura será la misma hasta que gane uno de sus candidatos:

“Lo que seguimos pregonando es que al régimen no se le puede ganar una batalla, porque el tirano que está en Caracas no puede perder. Se pueden lanzar dos o tres candidatos más por la oposición que está yendo a esta otra farsa del 9 de enero, y vamos a confluir en lo mismo. Si vuelven a ganar, van a volver a inhabilitar al que pongan de la oposición, que se está prestando para esta farsa, y el PSUV irá a otra elección a febrero, hasta que ganen”.

Eso, de hecho, ya lo avisó Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV: “Para nosotros Barinas es Chávez, es un bastión nuestro (…) No nos importa lo que diga el mundo”.

Horas después de esta declaración, llegó la decisión del TSJ. Ese mismo día, la dictadura dio el siguiente paso: inhabilitar a Superlano, quien reclama la victoria respaldándose en las proyecciones consignadas por el propio CNE chavista, que dan un porcentaje de votos a su favor, con el 37,60% de los sufragios, frente al 37,21% que cosechó Argenis Chávez.

Pese a esto, Superlano no podrá inscribirse como candidato por la inhabilitación impuesta por la dictadura. El TSJ decidió dejar sin efecto los comicios después de recibir una acción de amparo constitucional interpuesta por Adolfo Ramón Superlano, sancionado por Estados Unidos por la toma ilegal de la sede de la Asamblea Nacional el 5 de enero de 2020, cuando el Parlamento se disponía a elegir nuevas autoridades, y acusado de pertenecer a un grupo de opositores “a la medida” del régimen, conocidos como los “alacranes”.

“El propio Tribunal Supremo está deslegitimando al CNE (…) No sé por qué estoy inhabilitado, creo que es por ganarle a Argenis Chávez en Barinas”, respondió el candidato opositor.

Superlano recordó que recibió una medida de indulto presidencial el 31 de agosto de 2020, que lo habilitaba a ejercer cargos públicos. En ese entonces, y de cara a las elecciones parlamentarias del año pasado, el dictador Maduro anunció el indulto a decenas de dirigentes opositores apresados, exiliados o inhabilitados. Todos esos funcionarios -más de 100- no habían sido juzgados ni sentenciados.

Superlano no descarta que ahora el dictador haya ordenado nuevamente su inhabilitación, aunque dejó un interrogante: “Pueden existir muchas interpretaciones, o es el propio Nicolás Maduro que ordenó mi inhabilitación o Nicolás Maduro no es el único que manda en este país, así que existen otros elementos de poder que en su momento imponen lo que debe ser su criterio”.

Lee también  Arcos Dorados avanza en sus compromisos ambientales con una emisión de deuda vinculada a la sostenibilidad

La derrota del régimen en Barinas dejó al descubierto una vez más las fracturas internas que existen desde hace tiempo en el régimen. El 30 de noviembre, el mismo día que el TSJ inhabilitaba a Superlano, Argenis Chávez renunció a la gobernación del estado y anunció que no volverá a ser candidato. 

El hermano del ex presidente señaló que dejaba en poder de la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela el nombramiento del próximo candidato. Dos días después, contradijo públicamente al poderoso Diosdado Cabello.

“Ya el gobernador Argenis Chávez ha declarado que no va a participar, ha manifestado su posición, además ha renunciado a la gobernación… Todo en aras a darle más tranquilidad al evento del 9 de enero (…) Corresponderá al Partido Socialista Unido de Venezuela, al Gran Polo Patriótico, en este caso al Partido Socialista Unido de Venezuela, bajo los mecanismos que utilizamos en las otras gobernaciones. Recuerden que el que está autorizado para esa toma de decisiones es el presidente del partido. Eso fue votado en la plenaria del congreso”, manifestó Cabello en su programa Con el Mazo Dando.

En el organigrama que figura en la página oficial del PSUV, Nicolás Maduro es el presidente del partido y Diosdado Cabello el vicepresidente. De ese modo, según Cabello, la decisión de quién será el candidato la tiene que tomar Maduro. Pero Argenis Chávez aclaró lo contrario: “Toda Barinas lo escuchó… Eso no es así, renuncié a la gobernación y aclaré que la decisión de quien sería el candidato la tomaría la dirección nacional del PSUV”.

Estas fraudulentas maniobras realizadas por el régimen -una más entre tantas-, se dieron incluso ante los ojos de la Unión Europea, que envió a Venezuela una misión de observación para seguir el desarrollo de los comicios. “La Unión Europea estuvo en Barinas, cuatro personas vieron todo lo que pasó. Se fueron más que consternados, tristes de ver cómo el régimen adultera las cosas, cómo retrasa unas elecciones que supuestamente son digitalizadas. Tuvieron que esperar nueve días por unas actas que vienen de un pueblito que se llama Arismendi, es fuerte todo lo que pasó…”, manifestó Brandt.

De Freitas sostuvo que al régimen “no le importó quedar mal internacionalmente y dejar que el mundo sepa que la justicia es una herramienta de control político”: “No le importa quedar como autócrata, como una dictadura, porque no tiene consecuencias para ellos (…) El partido de gobierno quiere mostrar que tiene control completo del Estado. Usa los recursos públicos, como la justicia, para mandar mensajes para controlar”. Muestra de esto es la decisión anunciada el viernes por la dictadura, que expulsó del país a los observadores de la UE.

Para la directora de Transparencia Venezuela, el principal motivo por el cual la dictadura no entrega el control de Barinas es por la cuestión “simbólica”, argumentando que “aunque el gobernador sea de oposición, el gobierno puede controlar el estado”. “Primero le limitan los recursos; les ponen una autoridad superior, llamadas ‘Los protectores’. Algo similar ocurrió en Táchira, donde pusieron a Freddy Bernal. Él era quien tenía los recursos, el dinero, las decisiones sobre temas de frontera”. Por ese motivo, de cara a los comicios convocados por la autoridad electoral chavista para el próximo 9 de enero, afirmó que “no va a ser decisivo quién gane la gobernación”.

Lee también  OVSP: Servicio de agua potable fue el peor valorado en 2021

“Pensar en elecciones libres es no entender qué sucede en Venezuela. Eso no quita que es importante participar. Estamos hablando que el gobierno perdió más de 110 alcaldías en los últimos comicios. En esos lugares pueden empezar a hacer la diferencia; significa un duro golpe para el gobierno, que perdió más de 1.800.000 votos”, apuntó.

Barinas, cuna del crimen organizado y la corrupción

Más allá del fuerte trasfondo simbólico por ser la tierra natal de Hugo Chávez, y su consecuente importancia política, Barinas también es uno de los principales centros de operaciones del crimen organizado en Venezuela. Desde los primeros años de su llegada al poder, la familia del comandante estuvo señalada por varios casos de corrupción.

“Barinas es un lavado de dinero. Lo que confluye allí no lo ves en ningún otro estado. Aquí está la guerrilla colombiana, viviendo de manera tranquila”, denunció Brandt, quien además remarcó que se trata de una zona importante para la delincuencia organizada por colindar con estados fronterizos con Colombia, como Táchira y Apure.

“Por eso ellos no pueden perder Barinas por todo lo que tiene que ver con los límites de Táchira, Apure. Barinas confluye también con la parte de lo que tiene que ver con la encrucijada hacia el centro de Venezuela. Ellos hacen lo que mejor saben hacer: lavar dinero”, comentó el coordinador estadal de Vente Venezuela.

El crimen organizado se ha incrementado de manera significativa en los últimos años. Según un informe de Transparencia Venezuela, un grupo irregular con fuerte presencia en Barinas son las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), una organización guerrillera que nació en 1992 en Venezuela, pero que se fortaleció durante los gobiernos de Chávez y Maduro. De acuerdo con lo apuntado por el reporte de la ONG venezolana, los insurgentes “se dedican a la extorsión o cobro de vacunas a productores agropecuarios, al secuestro y a otras actividades ilícitas”. Todo, bajo el amparo de la dictadura y en coordinación con grupos paramilitares como los colectivos chavistas.

La guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidentes de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también operan en suelo venezolano con beneplácito de las autoridades locales.

De la mano del narcotráfico, estos grupos armados se están convirtiendo en grandes terratenientes del país. De acuerdo con información confidencial obtenida por la ONG venezolana FundaRedes, en el sur de Apure, a pocos kilómetros de Barinas, “las disidencias de las FARC reclutan a los indígenas quienes se organizan y roban a los dueños de fincas e invaden predios que luego son destinados al cultivo de coca y la habilitación de pistas clandestinas dedicadas al narcotráfico, utilizadas algunas veces en alianza con grandes cárteles internacionales”.

Por su parte, “en Barinas los casos de corrupción tienen que ver con la ganadería. Se han expropiado haciendas, se han robado ganadería”, manifestó De Freitas, quien reconoció que los Chávez pueden ser considerados como los mayores “latifundistas” del estado. Desde que llegaron al poder, se han hecho del control de enormes haciendas, lujosas casas y mansiones, repartidas entre todo el clan Chávez.

Con información de Infobae

La entrada El increíble robo electoral en Barinas y por qué el régimen se niega a entregar el poder en la cuna de Hugo Chávez se publicó primero en Telesur Libre.

Data Confirmada

Data Confirmada