El plan de Petro para expropiar tierras bajo la excusa de la “democratización de terrenos improductivos”

Compartir:

El comunista Gustavo Petro, que asumirá en agosto, ya trae consigo un modelo expropiador para aplicar desde el día uno que llegue a la Casa de Nariño.

Durante su campaña presidencial, el ex guerrillero Gustavo Petro promovió diferentes consignas de izquierda, pero una de las más populares contemplaba aumentar impuestos a las 4.000 personas más ricas del país.

Sin embargo, su asesor económico, Ricardo Bonilla, no tardó después de la victoria en afirmar que el aumento contemplaría a muchisimas personas más, y en vez del tan marketinero “1% más rico del país”, se buscará efectivamente gravar un porcentaje mayor de la población.

“Estamos hablando de los 4.000 más ricos, pero porque ese fue el dato que dio la misión canadiense, que dijo que el uno por 1.000 de los que declaran renta tienen esas dificultades, pero seguramente cuando se depuren activos vamos a llegar no al uno por mil, sino del 10 por 1.000, o sea que pasaríamos a 40.000” dijo Ricardo Bonilla en entrevista con Mañanas Blu.

No obstante, el plan económico sugiere entre líneas que esta cifra es un piso, dado que pretenden implementar nuevos impuestos no solamente a la renta, sino también al patrimonio. Ya se anunció que la DIAN (sistema fiscal colombiano) hará reformas para cambiar cargas y categorías.

Hay que señalar que el impuesto al patrimonio actualmente rige a partir de fortunas valuadas por 5.000 millones de pesos colombianos (aproximadamente 1,11 millones de dólares); y el objetivo es bajarlo a los 1000 millones (222 mil dólares).

Es importante resaltar en este punto que los montos estipulados se calculan en moneda local y ante la galopante depreciación de la moneda, agravada por el resultado electoral, la base imponible aumentaría más de lo esperado.

Lee también  Bolsonaro en terreno enemigo: Desmintió todas las Fake News en una entrevista para el izquierdista TV Globo

Pero la situación va más allá de un avance tributario sobre la clase media, y quienes más preocupados están son los miembros del sector agroproductivo. El nuevo gobierno quiere implementar un impuestazo a extensiones de más de 1.000 hectáreas de tierra, al mismo tiempo que quiere llevar la iniciativa para gravar considerablemente lo que el estado considere como “tierras improductivas”.

En consecuencia, habrá mayores costos marginales para todos los productores, generando así aumentos en la cadena de abastecimiento de los alimentos colombianos. Sin embargo, si se ponen controles de precios, un gran porcentaje de productores eventualmente caerán en la quiebra y sus tierras serán rematadas por el estado.

El nuevo gobierno hará un catastro multipropósito, ya que Petro no esconde que quiere la “democratización” de la posesión de la tierra, para que los exguerrilleros se conviertan en capitalistas y empresarios del campo debido a que siempre los consideró como representantes de la ruralidad. Los medios locales anticipan que quienes firmaron el acuerdo de paz podrían estar dentro de la lista para recibir las tierras improductivas.

Posteriormente al catastro, no solo se fijará la metodología fiscal para la tierra, sino que se impondrá un cambio del uso de la misma, donde se buscará una conversión de ganadería por agricultura, permitiendo revertir aquello a lo que el gobierno-electo define como la inaceptable repartición del suelo colombiano.

Tal como afirmó la nueva ministra de agricultura Cecilia López: “Un millón de familias campesinas tienen menos tierra que una vaca”, queriendo aludir a una supuesta injusta posesión de la tierra y la improductividad que acompañaría.

Lee también  ¿Kast o Boric?: Qué dicen las primeras encuestas en Chile de cara a la segunda vuelta

Buena parte de las tierras dedicadas actualmente a la ganadería serán utilizadas para producción agrícola. Al que tiene una cabeza de ganado en una tierra muy fértil le caerá un impuesto muy alto. Si le dedica una parte a agricultura y otra a una ganadería productiva, eso le da una rentabilidad mucho más alta con la que puede pagar el catastro y, además, tener beneficios”, dijo.

Aunque los proyectos del gobierno entrante requerirán aprobación del Congreso, en los últimos días se vio como Petro sostuvo conversaciones con el fallido candidato presidencial Rodolfo Hernández, con el ex presidente Álvaro Uribe y repartió cargos al histórico y mal llamado “Partido Liberal”, agrupación perteneciente a la internacional-socialista. De esta forma, existen grandes probabilidades de que las iniciativas tengan éxito.

A pesar de haber acogido a más de dos millones de venezolanos (los cuales escapaban de un infierno comunista), el pueblo colombiano lamentablemente no ha comprendido las consecuencias sobre las decisiones de aquellos líderes que responden al Foro de San Pablo.

Así es como la historia vuelve a repetirse: gobiernos socialistas llegan al poder para destruir aquellos nichos que generan riqueza, expropiar tierras y crear hambre y miseria para el pueblo.

Se palpitan tiempos muy oscuros para aquellos países que han optado por elegir presidentes izquierdistas. La situación en casi toda Latino América es pesimista, por ello la reelección de Jair Bolsonaro en octubre de este año es crucial para equilibrar la balanza ideológica de la región.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

The post El plan de Petro para expropiar tierras bajo la excusa de la “democratización de terrenos improductivos” first appeared on La Derecha Diario.

Data Center

Data Center